Omitir vínculos de navegaciónInicio > Corporativo > Presentación
Presentación
 
Este sitio web es el resultado de un convenio entre la Fundación BBVA y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha sido ejecutado por la Estación Biológica de Doñana (EBD). El convenio se titula:

“Diseño de un Sistema de Información Integrada para uso Científico, Gestión y Difusión Medioambiental en el Parque Nacional de Doñana”

El desarrollo del mismo y la interacción entre los responsables de su realización y seguimiento en ambas instituciones, ha llevado a obtener un resultado más amplio de lo que en principio se programó.

La Fundación para la Investigación y el Desarrollo de las Tecnologías de la Información en Andalucía (FIDETIA), a través de otro convenio con la EBD, ha sido la encargada de implementar el soporte informático.

La web tiene dos partes bien diferenciadas, una de interés para científicos y gestores, centrada en los Cuadernos de Campo que se han ido realizando en Doñana desde los años sesenta del siglo XX, y otra de divulgación, dedicada al conocimiento general de Doñana a través de textos e imágenes. Se estructura en tres grandes apartados y una miscelánea complementaria.

  • Cuadernos de Campo (CC)
  • Conoce Doñana
  • Explora Doñana
  • Miscelánea

Como no podía ser de otra manera, los CC son los protagonistas principales del sitio web, fundamentalmente a través de dos páginas en las que se presentan siete cuadernos (al menos uno de cada década, desde los años sesenta) de cinco autores diferentes. La página titulada “Galería de Cuadernos” permite recorrer todo o parte de cada uno de ellos en el mismo orden en que los escribieron sus autores. La página llamada “Buscar en Cuadernos”, permite realizar búsquedas diversas, filtrando del conjunto exclusivamente la información que interese. En estos filtrados se mezclan datos de los siete CC disponibles, presentándose la información ordenada por fechas, pudiendo también recorrerse, en ese orden, registro a registro. Este apartado, obviamente, tiene vocación de crecer e ir incorporando los sucesivos cuadernos que se vayan elaborando y/o procesando.

En la página titulada “Qué son” se da una somera explicación acerca de en qué consisten los CC. En “Autores de Cuadernos” se presenta a los autores de los siete CC que están disponibles para todos los usuarios de la web, por medio de una corta biografía relacionada con sus respectivos Cuadernos de Campo, acompañada de una fotografía.

El contenido de los CC, por otra parte, recorre toda la web, ya que están presentes de manera central en las actividades educativas ("Aprende y diviértete en Doñana"), en las Fichas de Seres Vivos, en el "Árbol Taxonómico" representativo de la biodiversidad de Doñana, en el "Mapa de Doñana", en el apartado "Geografía y Toponimia", en la amplísima colección de imágenes que posee, etc. Para estas últimas funciones se utilizan, no solo los CC puestos a disposición del público de manera general, sino los más de doscientos cuadernos que ya se han transcrito a la base de datos.

La divulgación ocupa el resto del sitio web a través de un buen número de páginas en las que se explican aspectos de interés científico y conservacionista en relación con Doñana y los CC. De ello tratan las tituladas "Historia", "Ubicación Geográfica", "Biodiversidad", "Fichas de Seres Vivos", "Árbol Taxonómico", "Ecosistemas de Doñana", "Hidrología, Climatología", "Investigación en Marcha", "Noticias", "Lecturas Recomendadas" y "¿Sabías qué…?". Esta última pretende trasladar a los usuarios un anecdotario de Doñana que está lleno de curiosidades de mayor o menor trascendencia, muchas veces realmente jugosas. También pueden considerarse de divulgación las páginas “Imágenes de Doñana”, “Fondos de Escritorio” y “Vídeos de Doñana”. En esta última se presentan, con un breve comentario, algunos vídeos realizados a diferentes especies en el área de Doñana. Buena parte de las páginas mencionadas son interactivas, permitiendo al usuario realizar peticiones concretas y obtener información a su elección. La interactividad se ha potenciado en las tituladas "Ubicación Geográfica", "Recorridos Migratorios", "Recorridos Virtuales" y en las actividades educativas ("Aprende y Diviértete en Doñana").

Dentro de este contexto divulgativo, merecen especial mención, por su interés también para científicos y gestores, las páginas tituladas “Doñana desde el Espacio” y “Mapa de Doñana”. La primera presenta una fotografía diaria del área de Doñana tomada por el satélite AQUA de la NASA desde mayo de 2004. A la serie de fotos ya existente, que se conserva como una base de datos en nuestros propios servidores, se añade la que se sigue tomando cada día. La página permite realizar peticiones de series de fotografías ordenadas cronológicamente, que se presentan en tandas de doce, e irlas viendo una a una ampliadas. El Mapa de Doñana, por su parte, es un instrumento nuevo, de gran utilidad, que permite buscar lugares y obtenerlos representados en el mapa. Se han georreferenciado para ello los que aparecen en los mapas de escala 1:50.000 más habituales de la zona, a los que se han añadido los que son exclusivos de los CC. En total existen alrededor de 10.000 nombres georreferenciados, es decir, se aporta la información toponímica de un extenso conjunto de lugares integrados en el correspondiente Sistema de Información Geográfica.

Se ha procurado potenciar lo más posible la conectividad entre las entidades principales del sistema: CC, organismos y lugares. Así, señalando con el cursor un organismo o un lugar en un registro cualquiera de un CC y haciendo clic sobre él, se muestran respectivamente la ficha del organismo o la ubicación geográfica del lugar; en este último caso presentando directamente en pantalla el mapa y marcando su ubicación de forma llamativa.

El sitio web se complementa con una selección de enlaces hacia otras páginas web que por un motivo u otro nos han parecido de interés.

Finalmente, se ha confeccionado un glosario que incluye los términos que se citan y otros que son habituales en el área de Doñana pero raros en otros lugares. Como es natural, el glosario pretende mantenerse vivo y crecer con nuevos vocablos, que serán aportados motu proprio por quienes sigan manteniendo el sitio web en el futuro, o recibidos de los usuarios en el apartado “Contacta”, un apartado abierto para canalizar a través de él cualquier tipo de comentario, aportación, consulta, crítica, etc.

Un buen número de miembros de la Estación Biológica de Doñana se han visto implicados en la realización de este proyecto, tanto en la sede de Sevilla como en la Reserva Biológica de Doñana (RBD). Así ocurre con el director, Fernando Hiraldo, y el vicedirector José Juan Chans, que fueron los impulsores y redactores del convenio. También con el gerente, José Carlos Soler, que ha debido administrar los fondos del mismo. Por supuesto, con los autores de los Cuadernos de Campo, que los han ido elaborando a lo largo de los años, y ahora han tenido que responder a muchas cuestiones aclaratorias acerca de sus anotaciones. Lo mismo sucede con los autores de las fotografías, que las han cedido de manera desinteresada, cuyos nombres aparecen en las mismas. Y con el actual responsable en la RBD, Fernando Ibáñez, que ha debido suplir en gran medida al vicedirector que sustituyó a Chans, ya que durante el tiempo que lleva en el cargo ha debido ejercer mucho más de director de este proyecto que de vicedirector para la RBD.

Especial mención merecen Enrique Collado, David Aragonés y Rocío López. El primero diseñó y mantuvo durante más de quince años las aplicaciones informáticas que permitieron la creación de las bases de datos de los CC, de marcajes de aves con anillas y collares legibles a distancia y de censos aéreos. También ha colaborado durante los dos últimos años en la extracción y presentación de los datos para su manejo y migración a la nueva aplicación. David Aragonés, por su parte, ha participado en la elaboración de todos los contenidos relacionados con mapas, hidrología y climatología; ha enseñado a manejar programas relacionados con los sistemas de información geográfica (GIS) y a georreferenciar; ha confeccionado mapas, ha elaborado y manejado bases de datos en ArcView y ArcGis, etc. La idea de que se implementara una página como la titulada “Doñana desde el espacio”, que ha resultado especialmente gratificante, también fue suya. En cuanto a Rocío López, ha sido ella quien ha tecleado el 90% de los CC que se han informatizado, trabajando durante más de quince años con un interés y una dedicación sin la cual hubiera sido imposible plantear la realización de este proyecto.

Hay que destacar la participación entusiasta de Luis Guillermo Torres, después de haber tenido que dejar “oficialmente” el proyecto para el que había estado contratado a tiempo completo, al tener que incorporarse como informático a la Junta de Andalucía, tras ganar varias oposiciones a funcionario. En absoluto lo abandonó, sino que dedicó las tardes a continuar trabajando en el mismo. Posteriormente, lo ha hecho “cedido” por la Consejería de Medio Ambiente (a la que hay que agradecer asimismo su comprensión), a la espera de poder incorporarse a la EBD de forma oficial como funcionario en comisión de servicios. Su colaboración ha resultado fundamental al actuar como experto enlace entre biólogos e informáticos, en una fase del proyecto en la que esto resultaba especialmente necesario.

Selene Garrido y Paco Carro tampoco han abandonado el proyecto cuando han pasado a trabajar en otro de la propia Estación Biológica, lo que ha resultado fundamental para su terminación en el estado actual.

Hasta diez estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de Sevilla, becarios de FIDETIA, tutelados por dos profesores, han participado en el proyecto, aunque nunca trabajaron simultáneamente más de seis, siendo lo normal que lo hicieran cinco y, durante algunos meses, solo cuatro. Ellos han sido, con la colaboración de Luis Guillermo Torres, quienes han desarrollado por completo la aplicación que soporta la web. Salvo los dos jefes que ha tenido el equipo informático, que han trabajado en jornada completa, el resto de becarios lo ha hecho sólo en jornadas de cuatro horas, lo que no ha sido óbice para que dedicaran al proyecto mucho más tiempo y entusiasmo del que era exigible. Su extraordinaria preparación ha sido fundamental para conseguir resolver los múltiples problemas que se han ido presentando. Desde el inicio se han utilizado las más modernas herramientas informáticas, tratando de obtener, como pedía el convenio, un sitio web de última generación.

Mención aparte merece Antonio Galisteo, licenciado en Bellas Artes y experto en Diseño informático. Localizar a una persona de estas características, para trabajar en las condiciones que requería el proyecto, no parecía tarea fácil. Evidentemente fue una suerte dar con él. Desde que se integró en el equipo de trabajo el sitio web adquirió un aire totalmente distinto, mejor y mucho más moderno.

La sugerencia que nos llegó desde la Fundación BBVA de incluir un apartado educativo nos obligó a contactar con dos compañeras del CSIC, que trabajan en el Museo de Ciencias Naturales, expertas en realizar exposiciones con fines educativos, Mª Dolores Ramírez y Pilar López. Esa “obligación” no ha podido ser más gratificante, ya que debido a ella se ha incorporado al sitio web el apartado “Aprende y Diviértete en Doñana”, compuesto por actividades interactivas para niños y profesores que, estamos convencidos, lo enriquecen sustancialmente. Esta parte del proyecto contó con su propio diseñador, Alfonso Nombela, que ha dado su sello particular a las páginas correspondientes.

Localizado por los buscadores de Internet, antes de haberse hecho público oficialmente, el presente sitio web llegó al ordenador de Don Carlos Morenés y Mariátegui, marqués del Borghetto y autor del libro ‘’Historia del Coto de Doña Ana. (1865-1985)’’ (Editorial Patrimonio Natural. 2005). En la página dedicada a la historia detectó algunos errores y se prestó luego a revisar las correcciones que le fuimos enviando. También nos ha permitido utilizar fotografías publicadas en su libro. Por supuesto, somos responsables de los que aún hayan quedado, pero debido a su interés y amabilidad algunos se han subsanado. Por todo ello no podemos menos que expresar aquí nuestro agradecimiento.

El último paso ha sido la revisión ortotipográfica realizada por la editora Julia Fernández Valdor, que con una minuciosidad digna del mayor elogio ha ido leyendo cuidadosamente todos los textos y comprobando una a una las cuestiones de navegabilidad. Su trabajo ha enriquecido sustancialmente el sitio web y ha dado a la presentación un rigor que hubiera resultado imposible conseguir sin su concurso.

Hay que decir, para terminar, que todos los componentes del equipo de la EBD dedicado a elaborar directamente los contenidos del sitio web, biólogos y operadoras de ordenador, han dado al proyecto mucho más de lo que se les podía pedir, dedicando al mismo su tiempo y sus energías fuera de su horario habitual de trabajo, y manifestando un entusiasmo notable para conseguir que el resultado final fuera lo que ha llegado a ser.

 
Fundación BBVA
La Fundación BBVA ha patrocinado el desarrollo del proyecto desde sus comienzos...
 
Estación Bilógica de Doñana
La Estación Biológica de Doñana, desarrolla una labor científica...
 
Consejo Superior de Investigaciones Científicas
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas...
 
Universidad de Sevilla
La Fundacion FIDETIA...